El Arte Objeto o “Arte encontrado, es quizás una de las muestras más controversiales del arte contemporáneo. Conocido como object trouvé en francés o readymade en inglés, surge como una crítica contra lo que para el momento era considerado arte, dentro de los parámetros tradicionales.” Estas representaciones toman objetos cotidianos cuyo uso y esencia distan mucho de lo artístico, y buscan darle un concepto algo digno dentro del campo estético, al alejarlo de su espacio y uso convencional.

El arte objeto tiene diferentes nombres de acuerdo a la geografía y al tipo de objeto que se utilice, así como al nivel de intervención artística al cual sea sometido el objeto en cuestión. Los objetos presentados pueden ser intervenidos en mayor o menor medida, aplicando la creación artística pero sin llegar a hacerlos irreconocibles. Es decir, el objeto guarda su esencia a través de su forma, nombre y ciertas características, pero el tratamiento estético y artístico lo alejan de su uso o función.

Hay numerosos exponentes de esta corriente y quizá, sin duda, uno de los más reconocidos sea el francés Marcel Duchamp, primero por acuñar el término readymade para describir su obra “Roue de bicyclette” (Rueda de bicicleta), en y luego por su obra “La Fountain” (La Fuente), la cual presentó en 1917 ante la Sociedad de Artistas Independientes, quienes la rechazaron indignados debido a que se trataba de un urinario firmado bajo el pseudónimo de R. Mutt. Hoy en día, se puede decir que es ésta la obra de arte insigne del movimiento del arte objeto.

Además, el “Bottle Rack” (1914) o Secador de Botellas, es considerado el primer readymade “puro”, ya que no tuvo modificación alguna. Duchamp lo compró en una tienda por departamentos y exhibió el objeto directamente, sin intervención alguna. Para ironías de la vida, la pieza original fue desechada por las hermanas de Duchamp al confundirlo con basura, luego de que el artista abandonara su hogar en Francia para reubicarse en Estados Unidos, sin embargo, existen réplicas en múltiples museos alrededor del mundo.

Otros representantes altamente reconocidos de esta movida del arte contemporáneo son: Piero Manzoni, con su obra “Merde d’artiste”, conformada por una lata intervenida, concibió al artista como la obra de arte en sí, así como todo lo que saliera de él. Andy Warhol, con sus célebres cajas rotuladas con logotipos de marcas reconocidas de productos consumo masivo como Heinz, Kellogg, entre otras, que sintetizan la cultura pop y la presencia de productos y marcas en la vida cotidiana de la gente.

El Arte-Objeto, eleva a la dignidad de arte a los objetos simples y cotidianos como prueba de que el arte es, sobretodo, una actitud mental que reside en el espectador y que, mediante la representación de estos objetos en una sala de exposiciones, se aprecian las calidades estéticas y no las utilitarias. Al sacar un objeto del contexto que le es habitual y en el que se realiza una función práctica, sin que este sea basura y a su vez se le sitúa en una dimensión en la que al no existir nada utilitario todo puede ser estético. Lo que determina el valor estético ya no es un procedimiento técnico, sino un acto mental, una actitud distinta ante la realidad.

#LaPedregosa #MasQueUnHotel, ha tomado ciertos lineamientos de este movimiento buscando afianzar la cultura artística del estado Mérida a través de convocatorias para salones de arte que permitan dicha expresión en objetos relacionados al turismo y hospedaje; y en la ejecución de eventos, producciones y hasta montajes que se muestren en sí mismos, como parte del arte local.

Este concepto, Arte/Objeto, prueba que ante todo, el arte, es una actitud mental que reside en el espectador, y que permite, a través de la estética, exponer elementos comunes como obras de arte. Así, para este año, La Pedregosa Hotel expone su novedoso árbol de Navidad, inspirado en el Arte/Objeto, conformado por maletas de diversas formas, texturas y colores, algunas de ellas intervenidas, para dar vida a un original “pino” navideño.